jueves, 4 de octubre de 2012

Circuncisión, ¿el corte más cruel?

Traducción de: Circumcision, the cruellest cut? Publicado en Inglaterra por The Guardian, el 28 de Agosto del 2012. Original: http://www.guardian.co.uk/world/2012/aug/28/circumcision-the-cruellest-cut


Los Médicos Estadounidences han concluido que la evidencia sugiere que la circuncisión es el corte más amable. La circuncisión puede reducir el riesgo de infecciones del tracto urinario, reducir el riesgo de cáncer del pene y reducir el riesgo de VIH (virus causante del SIDA/AIDS, HIV en inglés) y el virus papiloma humano que causa cáncer cervical y otros cánceres. Entonces, ¿cómo es que el acto de remover un pequeño trozo de piel al nacimiento, tanto un antiguo ritual religioso como una práctica higiénica aparentemente pragmática, causa tanta controversia en el mundo?

Mientras la Academia Americana de Pediatría (AAP) concluyó que los beneficios médicos de la circuncisión superan los riesgos y que el procedimiento es una decisión de los padres, enojados oponentes la consideran mutilación genital masculina y abuso infantil. Muchas partes de Europa concurren. Este verano una corte en Cologne (Alemania) concluyó que la circuncisión es contraria a los derechos del niño de decidir luego en su vida sobre sus creencias religiosas [y puede constituir daño corporal]. Un médico alemán acaba de acusar a un rabí por llevar a cabo circuncisiones en dos niños, causando enojo en las comunidades musulmanas y judías y un delicado debate sobre intolerancia, libertad religiosa y derechos de los niños en Alemania.

La circuncisión es un antiguo ritual en el Judaismo y el Islam, pero no hay circuncisión ritual en el Hinduismo y otras religiones surgidas del Medio Oriente. algunas sociedades aborígenes en áreas desérticas de Australia también practicaban la circuncisión tradicionalmente, y los historiadores creen que el procedimiento era originalmente una medida de salud pública para prevenir la balanitis, una hinchazón del pene que puede ser causada por la acumulación de arena adentro del prepucio.

Hasta los años cincuentas, los británicos eran circunsidados rutinariamente por salud e higiene (la balanitis, fácilmente curada y prevenida con higiene básica, ocurre en uno de veinte infantes y es más común en niños no circuncidados). La circuncisión aún es legal con consentimiento paterno en el Reino Unido, pero escasamente el 5% de la población es circuncidada ahora por razones médicas, aunque algunas circuncisiones religiosas quedan sin registrar por ocurrir afuera de la medicina reconocida.

Las diferencias en estadísticas entre Europa (en Escandinavia las ratas son tan bajas como el 1%) y los Estados Unidos, donde la mayoría de los hombres son circuncidados, impacta, y las actitudes de la opinión médica entre Europa y Estados Unidos permanecen distanciadas como polos aparte. Investigaciones Estadounidenses recientes han agregado peso a la actitud en favor de la circuncisión pero el número de recién nacidos circuncidados está disminuyendo, principalmente por costo - puesto que los programas de salud pública como el Medicaid no cubren el procedimiento en más de una docena de estados.

En Europa hay menos consenso sobre los beneficios médicos de este trozo de piel repleta de terminaciones nerviosas. "Los daños médicos y los beneficios no han sido provados de manera inequívoca,"dice la Asociación Médica Británica en su guia para doctores. "Es esencial que los doctores realicen la circuncisión masculina sólo cuando ésta sea demostrablemente en el mejor interés del niño".

El principal principio de cirugía, como el profesor John Hutson, un cirujano australiano, explicaba en un simposio sobre circuncisión en el Jornal de Ética Médica, es que ninguna operación se debe llevar a cabo si no hya enfermedad, y el riesgo del procedimiento no se puede justificar sin el riesgo de una enfermedad. "El argumento quirúrgico para circuncidar todos los varones recién nacidos es actualmente muy débil", argumenta, "y con los mayores estándares de salud pública en el mundo desarrollado, lo más seguro es que seguirá siendo débil".

Tal vez la mayor evidencia de beneficios médicos de la circuncisión proviene del meta-analisis de estudios que encontró que la circuncisión masculina reduce al menos a la mitad el riesgo relativo de ser infectado por el VIH en el Africa del Bajo Sahara. "¿Es ético ignorar un simple procedimiento profiláctico que puede reducir las ratas de infección masculina a la mitad?" argumenta el doctor Roger Short, un distinguido biólogo Australiano, en el Jornal de Ética Médica. Estos hallazgos sin embargo no se ven replicados en Occidente, donde la reducción de riesgo de Infecciones de Transmisión Sexual generalmente se calcula en un 10%.

John Dalton, un investigador para Norm-UK, un grupo de apoyo caritativo para hombres circuncidados, argumenta que los estudios que muestran que la circuncisión reduce la infección del VIH a la mitad no tienen "validez externa"- no reflejan lo que ocurre en el mundo real. Estos estudios tendieron a reclutar voluntarios que querían ser circuncidados, realizaron la operación en la mitad de los participantes y luego estudiaron ambos grupos para ver cómo se comportaban. Dalton cuestiona un número de posibles desviaciones en estos estudios: reclutar participantes que creen que la circuncisión les va a ayudar a detener el HIV; terminar los estudios de manera prematura, lo cual tiende a sobreestimar los beneficios de un tratamiento; y perder un número significativo de participantes en los estudios de seguimiento.

Dalton discute que la AAP "se ridiculizó a sí misma" con su revisión selectiva de evidencia, ignorando alguna de la evidencia que contradice los beneficios de salud, y sobreestimando los riesgos, por ejemplo, del cáncer del pene, el cual es extremadamente raro. Se ha estimado que se necesitan 300,000 circuncisiones para prevenir un caso de cáncer de pene por año. "Ellos dicen que los beneficios exceden los riesgos pero no han cuantificado los beneficios ni han cuantificado los riesgos", dice Dalton.

Si la evidencia médica está en disputa, ¿por qué es la circuncisión tan aceptada en Estados Unidos? "Eso me sorprende" dice Tally, seudónimo de un blogger estadounidense de 56 años de edad que fue circuncidado al nacer, y que actualmente está restaurando su prepucio utilizando métodos no quirúrgicos. Él argumenta que la "ganancia monetaria" es un factor para su popularidad. Una circuncisión típicamente cuesta entre cuatrocientos y ochocientos dólares. "No veo la conciencia social que existe en el Reino Unido o Inglaterra", dice Tally. "A nosotros nos dirige un sentido de independencia y de ganancia monetaria".

Puede ser injusto impugnar el profesionalismo de los cirujanos estadounidenses, y algunos factores externos claramente influencian su popularidad, incluyendo investigación médica seria, fuertes tradiciones religiosas y diferentes conceptos sobre los derechos de los niños. Dalton sostiene que es diciente que los Estados Unidos es uno de los tres países miembros de las Naciones Unidas, junto a Somalia y Sudán del Sur, que no han ratificado la declaración de los derechos del niño de las Naciones Unidas.

Mientras que los participantes de la revisión de la AAP dicen que consideraron las preguntas éticas, incluyendo si los padres tienen el derecho de tomar la decisión sin el consentimiento de su hijo, Dalton argumenta que sus hallazgos no "consideran que los niños son seres humanos con derechos, incluyendo el derecho a decidir si quieren que se les corte parte de su pene. Mi posición personal es que la circuncisión puede conferir alguna protección parcial contra enfermedades pero uno no corta parte del cuerpo de un niño para prevenir una enfermedad."

Si la circuncisión tiene beneficios de salud potenciales pero éticamente requiere consentimiento, ¿por qué no llevarla a cabo más tarde en la vida? Según la AAP, la evidencia médica sugiere que el procedimiento tiene más riesgos luego cuando el prepucio es más grueso. Este hallazgo también está disputado. "Para ser brutalmente franco, la circuncisión infantil es considerada más segura porque los infantes no reportan las complicaciones", argumenta Dalton.

Siempre habrá más preguntas que respuestas cuando la medicina moderna y los conceptos de derechos humanos entran en conflicto con prácticas religiosas antiguas. Una última pregunta es, ¿cómo hace Tally para restaurar su prepucio sin cirugía? Los hombres circuncidados están compartiendo información en línea sobre estiramientos manuales y dispositivos que aplican tensión para recrear su prepucio, un proceso que toma de uno a cinco años. "Si uno estira la piel, la piel responde haciéndose más larga", contesta. "Yo estoy en la parte baja del proceso, ya no estiro tan a menudo como solía hacerlo".



No hay comentarios:

Publicar un comentario