jueves, 4 de octubre de 2012

Presentación

El 27 de Agosto del 2012 los periódicos y noticieros estadounidenses regaron la noticia: "Los pediatras deciden que los beneficios de la circuncisión superan los riesgos", leían los titulares que se repetían de periódico a periódico y las exclamaciones de noticiero a noticiero. Las aseguradoras y el Medicaid deberían de cubrir el procedimiento.

Una lectura más  detallada revelaba que a pesar de estos beneficios, la Asociación de Pediatras no llegaba hasta el punto de recomendar la circuncisión rutinaria, sugiriendo en cambio que los padres deberían informarse y decidir por su cuenta.

Los beneficios mencionados incluían la reducción de riesgo de HIV y del cáncer del pene, y la circuncisión no brinda protección absoluta contra esos riesgos.

Los grupos opositores a la circuncisión empezaron a pronunciarse de inmediato (sin el cubrimiento mediático que tuvo la noticia inicial), su argumento siendo que la circuncisión constituye daño corporal y viola los derechos del niño.

Las tasas de circuncisión en Estados Ünidos han disminuido considerablemente desde los años 80s.

Organizaciones como Intact America denuncian los conflictos éticos de remover partes corporales sanas de un paciente que no puede dar su consentimiento.

La AAP además tuvo en cuenta razones no médicas, como la tradición religiosa. ya que la circuncisión es un ritual Judio y Musulmán. La AAP sostiene que la ley apoya los derechos de los padres de tomar decisiones por sus hijos excepto cuando esas decisiones claramente están en contra de los mejores intereses del niño o ponen su vida, salud o bienestar en grave riesgo.

El reporte indica que la incidencia de complicaciones es desconocida, en parte por la dificultad para definir las complicaciones y la falta de estándares para definir si una complicación es realmente causada por la circuncisíón.

Pareciera que las compliciones severas son raras, ocurriendo en una de quinientas circuncisiones, número que es disputado por los grupos oponentes.

Información parcialmente adaptada de: http://seattletimes.com/html/localnews/2018999872_circumcision27.html

Pocos días después, la circuncisión estaba en los noticieros y páginas web de hispanos. El reporte de la AAP también deja en claro que parte de su interés es incrementar las tasas de circuncisión entre hispanos y afroamericanos.

Pero la circuncisión en general no hace parte de nuestra cultura hispana, como sí lo ha sido de la cultura estadounidense desde finales del siglo XIX. Lo que resulta desafortunado es que de repente los hispanos somos parte de la meta de la AAP, pero la mayoría llegamos sin conocimiento del debate tan ardiente que existe alrededor de este tema.

Es por eso que mi propósito con este blog es equilibrar la información. Darle una voz a los grupos opositores de la circuncisión, no como una ideología, sino desde un análisis de evidencias, de costos, beneficios, valores éticos, valores médicos, tradiciones, historia, para entender por qué los Estadounidenses llevan tanto tiempo circuncidando a casi todos sus hijos varones, por qué ahora nos quieren transmitir esa costumbre, cuáles son sus argumentos, y cuál es la validez de esos argumentos.

Poco a poco estudiaremos en este blog la historia, beneficios, daños, riesgos, consideraciones e interpretaciones de la circuncisión, a veces traduciendo noticias y a veces escribiendo ensayos sobre temas puntuales.

Por ahora sólo déjenme decirles que las cosas no son tan sencillas como parecen. Esa frase de que los beneficios superan los riesgos es una frase de cajón que vamos a analizar muy detalladamente. No se aceleren, no hay afán de poner a nuestros hijos bajo el bisturí y acompáñenme en este viaje de descubrimiento, que está lleno de sorpresas, algunas muy desagradables.


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada