sábado, 21 de junio de 2014

"Problemas" del prepucio y como cuidarlos

"Problemas" del prepucio y como cuidarlos


"Tiempo y paciencia! Tiempo y paciencia" Una útil prescripción para muchos problemas del pene.
Dermatitis Amoniacal

Si un niño presenta el prepucio enrojecido, puede ser una infección. Cortar tejido infectado para removerlo es peligroso. Más comúnmente, un prepucio enrojecido es causado por dermatitis amoniacal. El amoniaco se produce por una bacteria específica en las heces del niño, B. ammoniagenes. El amoniaco causa el enrojecimiento, que se puede extender al área cubierta por el pañal, y puede incluir vesículas y papulas con alguna excoriación. Las lesiones se detienen tratando los pañales con antiséptico (cloridio de mercurio), que inhibe la bacteria que produce el amoniaco. La circuncisión está contraindicada.

Alergia al Alkali en el jabón


Otras irritaciones del prepucio pueden detenerse descontinuando el uso del jabón. Simplemente lave el pene con agua tibia (y nada más) y con paciencia y tiempo, la irritación desaparece. La circuncisión está contraindicada.

Inflamiento del prepucio


Si durante la niñez, la apertura del prepucio permanece pequeña mientras el chorro de orina es considerable, el prepucio se puede inflar debido a que la orina se devuelve con presión. Esto es normal siempre que no se orine por tiempo exagerado. La circuncisión está contraindicada.

Chorro urinario reducido


Si la orina sale casi como un rocío y el tiempo orinando se prolonga, se pueden tomar pasos para remediar la situación. Se puede aplicar un anestésico local al prepucio. Luego de una hora, el prepucio se hala hacia adelante hasta visualizar el meato. Luego se aplica moderadamente una crema de hidrocortisona al 1% seis veces al día durante cuatro semanas y luego una o dos veces al día por otras dos semanas. Acompañe la crema con una retracción suave, preferiblemente llevada a cabo por el mismo niño. LA circuncisión está contraindicada.

Retracción forzosa de un prepucio estrecho (parafimosis)


No hale un prepucio estrecho más allá de la base del glande. Si esto ocurre, el prepucio actúa como un torniquete. La sangre puede entrar al glande pero no puede salir fácilmente. Si esta condición ocurre y se descubre rápidamente, la situación se puede tratar fácilmente con presión prolongada y suave con la mano, utilizando un guante bien lubricado, apretando el glande con suavidad hasta que la sangre salga de él y el prepucio pueda volver a su lugar.

Apertura estrecha (pinhole) del prepucio


Si uno mira suavemente a la apertura de la punta del prepucio de un niño menor (bebé), a menudo se ve que tiene el tamaño de la punta de un alfiler. Sin embargo, mientras el adulto aún está mirando y manipulando el pene con delicadeza, no es raro que el bebé suelte un chorro de orina. El tamaño de la salida se hace considerablemente más grande que el agujero previamente visualizado. Esta extraordinaria disparidad en el tamaño de la apertura, dependiendo de si hay presión aplicada desde afuera o desde adentro, documenta el propósito primario del prepucio en esta época de la vida, el de proteger y permitir la función. El niño puede orinar normalmente, pero la apertura estrecha es una parte efectiva de la barrera presentada por el prepucio.

Esmegma


El material blanco que se acumula bajo el prepucio se llama esmegma. El esmegma se forma como resultado de un proceso natural. La piel está constantemente renovándose deshaciéndose de células muertas. El esmegma es poco más que esas células. Como el material que uno obtiene rasguñando el antebrazo con una uña, o el material que se acumula entre los dedos de los pies. Durante la infancia, el esmegma es producto de un proceso a través del cual se crea el espacio del prepucio.
En un niño, lo conveniente es dejar el esmegma tranquilo. Mucha confusión surge tratando de determinar cuándo retraer el prepucio para limpiar. Cuando el niño sea capaz de retraer su propio prepucio cómodamente, puede dejar correr agua sobre el pene. Esa es la totalidad de la higiene requerida por el pene de un niño y un adulto.

El esmegma tiende a incrementarse durante la pubertad. Esto es perfectamente normal.

Traducido de:
La guía del médico para el pene normal (intacto), por Doctores Opuestos a la Circuncisión
http://www.doctorsopposingcircumcision.org/info/physiciansguide.html


¿Qué causa que el prepucio de mi hijo se le ponga rojo?


Algunas veces, la punta del prepucio se enrojece. Esto indica que el prepucio está haciendo su trabajo de proteger al glande y al meato urinario (la abertura para el pasaje de la orina y el semen).

Cuando las bacterias o el excremento reaccionan con la orina, producen amoniaco, el que quema la piel y causa dermatitis amoniacal, conocida como irritación de pañal.

Otras causas de enrojecimiento del prepucio son:

• demasiada exposición a pañales sucios
• un desequilibrio en las bacterias de la piel causado por baños de burbujas
• agua con alto contenido de cloro (en piscinas o hot tubs)
• jabón en los genitales
• jabón o detergente que se queda en la ropa
• antibióticos (la flora microbiana puede restaurarse tomando cultivo de yogurt vivo)
• orina concentrada causada por no tomar suficiente agua

Beber agua, tomar baños de agua tibia y correr un poco con las nalguitas al aire le ayudan a curar esto.

¿Qué son esos granitos blancos debajo del prepucio de mi niño?

Los granitos blancos se forman en las células que antes sujetaban el prepucio al glande. Mientras nuevas células se forman sobre el glande y en el pliegue interior del prepucio, las viejas células forman “paquetitos” que con el tiempo se mueven a la punta del prepucio, de donde simplemente pueden limpiarse. El espacio que ocupaban se convierte en el espacio prepucial entre el prepucio y el glande. Así, si usted ve algún granito blanco debajo del prepucio de su hijo, ya sabe que la separación entre el prepucio y el glande está ocurriendo con naturalidad.

Fuente: http://www.nocirc.org/publish/4-Intact-Penis-spanish.pdf

 

Información especial sobre el desarrollo del niño intacto

(trauma de separación)


Durante la niñez y adolescencia, su niño pasará por un periodo normal de separación, a medida que el glande y el prepucio se separan. El prepucio está inicialmente adherido durante la niñez para proteger el pene en desarrollo, de las heces y otros patógenos. La separación es diferente en cada niño y ocurre a diferentes edades. Durante este tiempo, él puede experimentar irritación, comezón, sensación de quemadura, enrojecimiento ligero, hinchazón ligera, prepucio inflado, orina como rocío, "perlas de esmegma", retracción dispareja, descarga de esmegma, etc. Todo esto es normal y se resuelve solo. A menudo los padres preocupados preguntan sobre la irritación, enrojecimiento o ligera inflamación del pene de sus hijos. El 97% del tiempo es la separación normal. Algunos niños no experimentan nada de esto pero la mayoría tienen uno de estos síntomas en algún momento, particularmente entre las edades de 2 a 5 años, cuando los niños realmente empiezan a explorar sus genitales con sus manos. El prepucio inflado es muy común, no se preocupe si a su hijo se le infla el prepucio. Esta fase normal pasa a medida que las hormonas aumentan y la apertura de hace más amplia. Durante el auto-descubrimiento, es el tiempo primordial para que se presente el trauma de separación.

A menos que se haga cada vez peor, extremadamente inflamado, se presente fiebre, o sospeche una infección, realmente no hay nada de qué preocuparse. (Las infecciones bacteriales son muy raras y sólo ocurren cuando hay retracción forzosa o heridas en el pene).

Normalmente los síntomas de separación normal se resuelven en 48 a 72 horas. Puesto que los doctores en Estados Unidos saben muy poco sobre el desarrollo del niño intacto, es conveniente esperar y permitir que esto se resuelva solo. Dado que los niños tienden a experimentar más con sus genitales, y los genitales no son tan internos como los de las niñas, estos síntomas son más comunes en niños. Se le puede recordar al niño tratar sus genitales con delicadeza cuando empiece a explorarlos. Si su hijo se lastima, puede utilizar una crema de Bacitracin en la herida abierta. Nunca utilice Neosporín en los genitales.

Fuente: http://www.mybestbirth.com/group/genitalintegrity/forum/topics/if-you-have-an-intact-boy

Otra explicación sobre el trauma de separación:


Algunos niños experimentan algunos días de "trauma de separacion" - dolor al orinar en el área entre el prepucio y el glande, donde está empezando a separarse. Puede haber sensibilidad cuando la orina pasa sobre áreas de tejido recientemente expuesto (separado), causando algo de dolor y enrojecimiento. Para ayudar, los niños pueden tomar un baño en agua tibia con 1/4 de pocillo de polvo de hornear para darle alivio al glande, o también orinar en un contenedor con agua tibia (o en la bañera) para ayudar a diluir la orina cuando pasa pro el área, y así ayudar a aliviar la acidez de la orina.

Una infección se demora en manifestarse más o menos el mismo tiempo que se demora el trauma de separación en sanar. Por tanto, aunque no me gusta pensar en dejar que mi hijo tenga unos días de dolor o infección que se podrían haber evitado si hubiera ido al médico de inmediato, es preferible a que la infección pueda ser aumentada o incluso iniciada (si sólo era trauma de separación) por una retracción forzosa temprana del prepucio (llevada a cabo por el médico para diagnosticar).

Fuente: http://mfomnews.wordpress.com/2010/02/15/separation-trauma/

No hay comentarios:

Publicar un comentario